Cervecería Nacional cumple 130 años uniendo a los ecuatorianos

A finales del siglo XIX, en una época clave para el surgimiento de la actividad industrial en el Ecuador, aparece Cervecería Nacional. Corría el año de 1887 cuando empresarios visionarios inician las operaciones de la compañía en el Barrio Las Peñas, a orillas del río Guayas, el corazón histórico de Guayaquil. En 1913, la actividad industrial de Cervecería Nacional alcanzó uno de sus principales hitos, al crear, producir, comercializar y distribuir, Pilsener, que se convertiría hasta nuestros días en la cerveza más popular del país y una de las marcas más queridas entre los consumidores.

Caracterizada por la constante innovación de sus procesos, la compañía fue aumentando rápidamente su accionar, hasta convertirse en una operación con alcance nacional, que la posicionó como el mayor referente, como uno de los principales motores de desarrollo y pilar de la industria ecuatoriana. En 1966 se registra otro hito para la compañía, cuando lanza al mercado Club, la cerveza Premium del Ecuador. Con el pasar de las décadas, el portafolio de cervezas y refrescos de Cervecería Nacional fue ofreciendo a los ecuatorianos una variedad de marcas que se caracterizaron por su exquisitez y calidad, y a las que a finales de los noventa se sumó Pony Malta.

Las décadas de los setenta y ochenta también fueron representativas para Cervecería Nacional, con la entrada en operación de su planta de Quito, en el sector de Cumbayá, en 1974; y el traslado de su icónica fábrica del Barrio Las Peñas al sector de Pascuales, en el norte de Guayaquil, en 1985.

El calificativo de motor de progreso, no es simple retórica, sino una práctica constante que se evidencia en las miles fuentes de empleo directo e indirecto que su actividad genera y que ofrece oportunidades de sustento para las familias de más de 600.000 clientes a lo largo y ancho del territorio ecuatoriano.

Cervecería Nacional siempre ha tenido una visión histórica de expandir su aporte a la comunidad, llevando adelante programas de sostenibilidad que promueven el consumo moderado, fomentan la agricultura con el cultivo de cebada, ofrecen capacitación a tenderos, aportan al cuidado del ambiente, entre otros. Especial mención tiene su constante apoyo al deporte. Desde 1995 Cervecería Nacional, a través de su marca Pilsener, es uno de los principales patrocinadores de la selección ecuatoriana y de los más importantes equipos de fútbol del país.

Desde el año 2016, la empresa forma parte de AB-InBev, con presencia en varios países del mundo. Con una estrategia de sostenibilidad que se enfoca en tres pilares: un mundo en crecimiento, un mundo limpio y un mundo saludable, hoy Cervecería Nacional llega a 130 años de vida institucional dispuesta a continuar generando progreso y produciendo las mejores bebidas de moderación, uniendo a los ecuatorianos por un mundo mejor.

Lcda. Narcisa Pincay Tigua
Fotos: Cortesía
COMUNIKTFULL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *