Aspectos que no deben faltar en el Plan de Seguridad o Prevencion de Riesgos

Con el inicio de un nuevo año, no solo las personas renuevan sus objetivos, también el sector empresarial se propone retos y actualiza sus planes de negocio. ¿Qué aspectos no deben faltar en esta planificación? La seguridad es uno de los más básicos, ya que permite que las empresas puedan enfrentar posibles eventualidades de manera más oportuna, sin afectar su situación económica e incluso su prevalencia en el mercado. Con el fin de guiar a las compañías sobre los pasos y alternativas que existen para asegurarse, Oriente Seguros recopiló “Los 7 aspectos que no deben faltar en el plan de prevención de toda empresa en este 2018”:

1. Identificar los riesgos: Es importante definir los tipos de riesgos existentes en las organizaciones, con la finalidad de evaluar los controles y establecer planes de acción de mitigación de riesgos de acuerdo con la necesidad puntual de cada organización.

2. Proteger los contratos: Es importante amparar los contratos con una póliza de seguro de fianzas o garantías. Este tipo de seguros garantizan que las obligaciones pactadas en los contratos privados se cumplan y de existir incumplimiento, la empresa se puede beneficiar de la cobertura.

3. Inspeccionar los activos de la empresa: Es la oportunidad perfecta para realizar un inventario total de los activos de la empresa y evaluar su estado y nivel de riesgos (cuánto perdería la empresa si sufren un desperfecto, qué tan expuestos están a riesgos, etc.). La idea es identificar todos los bienes que puedan ser asegurados. Se debe tener en cuenta variables como la cantidad de bienes, y sus características específicas: Marca, modelo, año de fabricación, estado general, y la importancia que tiene dentro del proceso productivo de la empresa. En el caso de industrias, con alto riesgo de ocurrencia de cualquier evento, los activos deben ser calificados de acuerdo con el nivel de exposición a esos riesgos. Existen varias alternativas para protegerlos, tales como pólizas de maquinaria, incendio, equipo electrónico, robo, entre otros.

4. Evaluación de los activos: Una vez que se han identificado los activos, y el nivel de riesgo al que están expuestos, es preciso proporcionar información exacta acerca del valor de los mismos, lo cual será base para la liquidación de la prima de los seguros empresariales. De esto dependerá el valor de la indemnización en caso de siniestro. La determinación del valor justo de los activos asegurados es esencial, para la suscripción de un contrato de seguros empresariales, que resulte eficaz para la empresa en el momento necesario.

5. Evaluar exposiciones a riesgos naturales: Otras variables a considerar, para la contratación adecuada de seguros empresariales, son las posibilidades reales de que se produzcan pérdidas o afectaciones a bienes y activos, como consecuencia de un determinado riesgo. Un ejemplo claro de ello, son los fenómenos naturales o climáticos. En conclusión, evaluar la real exposición a los riesgos, es otro factor importante para la suscripción de las coberturas ideales.

6. Conocer qué es el lucro cesante: Su objetivo es garantizar la indemnización de los beneficios dejados de obtener, en el caso de la interrupción de actividades debido a la ocurrencia de un siniestro contratado, como por ejemplo un incendio que afecte a una planta y este deje de producir por un cierto tiempo.

¿Cómo contratar un seguro empresarial? Los seguros empresariales garantizan el capital y el patrimonio de las empresas ecuatorianas. En el caso de Oriente Seguros, como empresa líder del sector, cuenta con un portafolio muy completo que satisface las necesidades de los empresarios ecuatorianos en materia de protección. Lo interesante de este portafolio es que se pueden combinar diferentes tipos de seguros de acuerdo con las necesidades y contratar así una póliza hecha a medida.

Lcda. Narcisa Pincay Tigua
Foto: Cortesía
COMUNIKTFULL

Deja un comentario