Category Archives: Salud

Rejuvenece la mirada con la oculoplastia

Con el paso de los años, la piel pierde calidad y tiende a perder firmeza. Las huellas suelen ser más evidentes en lugares focalizados como la parte externa de los ojos. El proceso puede acelerarse y agudizarse si la persona está expuesta a estrés, falta de sueño, fatiga, ingesta excesiva de alcohol o exposiciones prolongadas al sol.

Belén Quizhpe, cirujana oftalmóloga de Clínica Santa Lucía es especializada en plástica ocular. La doctora explica que existe una subespecialidad de la oftalmología denominada oculoplastia, que precisamente se encarga de tratar los párpados, órbita y aparato lagrimal, a través de procedimientos quirúrgicos. Por lo general, los pacientes que recurren a esta especialidad son aquellos que han sufrido malformaciones congénitas. También quienes tienen patologías hereditarias o propias de la edad avanzada.

Los párpados son los que presentan más dolencias como infecciones, inflamaciones, ptosis palpebral (caída de los párpados) e incluso tumores. Tanto el exceso de párpados y la caída de las cejas disminuyen el campo visual y generan inconvenientes, fuertes dolores de cabeza. De ahí la importancia de recurrir a este tipo de cirugía. Otras de las patologías que atiende la oculoplastia son las desviaciones de las pestañas. Estas pueden ser adquiridas o estar presentes desde el nacimiento. Ocurre cuando las pestañas se expanden hacia adentro en lugar de hacia fuera, lo que provoca molestias.

También está la blefaritis, que es una inflamación en el borde de los párpados que causa enrojecimiento, escamas e inflamación. Puede acarrear complicaciones como la conjuntivitis y los orzuelos. Afortunadamente, en Ecuador ya existen nuevas técnicas quirúrgicas para solucionar la mayor parte de estos problemas. La especialista afirma que lo más novedoso son los tratamientos con ácido hialurónico, toxina botulínica y enzima hialuronidasa que ayuda a reducir la inflamación durante y después de la cirugía.

Lcda. Narcisa Pincay Tigua
Foto: Cortesía
COMUNIKTFULL

¿Cómo cocinar con menos calorías?

Algunos cambios mínimos en la preparación de recetas pueden reducir el aporte de calorías a nuestros platillos diarios. “Cuando se trata de hacer cambios en las recetas, lo ideal es empezar con los alimentos que más te gustan y que preparas más seguido, si cambias la receta de un plato que comes todas las semanas, reducirás calorías, lo que hace una gran diferencia a largo plazo”, sugiere Susan Bowerman, directora Senior en Educación y Capacitación Mundial en Nutrición de Herbalife Nutrition.

El primer paso es revisar la lista de ingredientes y ver si se puede hacer un intercambio por aquellos que sean más saludables, con el fin de reducir la grasa y las calorías o aumentar el valor nutritivo. La especialista de Herbalife Nutrition nos da algunas de las sugerencias para reducir la grasa y las calorías al cocinar y para hacer que los platos sean más saludables, usando más granos integrales o agregando verduras y frutas.

Además, la experta sugiere a continuación una tabla de reemplazos para obtener algunos ingredientes comunes que pueden ayudar a aligerar recetas. Agregar verduras cortadas en cubos a: sopas, pasteles de carne, guisos, ensaladas de atún o pollo, salsas, etc. para reducir las calorías y para que tengan mayor valor nutricional.
Condimentar las verduras cocinadas al vapor usando limón, vinagre, hierbas, ajo, cebolla y especias en lugar de mantequilla, salsas, condimentos procesados o sal. Agregar frutas frescas a las ensaladas, probar con rodajas de naranja, mandarina, manzanas o kiwi. Usar verduras de hojas verde oscuro en lugar de lechuga.

Las verduras y frutas congeladas son igual de nutritivas. Por ejemplo, las espinacas congeladas de hojas sueltas o las verduras picadas se pueden agregar fácilmente a las sopas y guisos. Espesar las sopas sin agregar mantequilla, harina o crema. Probar diferentes mostazas y tipos de vinagres para condimentar ensaladas y verduras sin grasa. Incorporar «buena» grasa para la salud del corazón usando aceite de oliva y aceite de semillas de linaza.

Lcda. Narcisa Pincay Tigua
Foto: Cortesía
COMUNIKTFULL

Diabéticos tienen mayor riesgo de ceguera

La retinopatía diabética (RD) es la complicación microvascular más frecuente en el diabético; provoca cambios en la retina, que es la capa sensible a la luz ubicada en la parte posterior del ojo. Estos cambios ocurren debido al daño o los problemas de crecimiento de los pequeños vasos sanguíneos de la retina. Su incidencia aumenta con la duración de la enfermedad. El riesgo de ceguera en pacientes diabéticos es aproximadamente 25 veces mayor que en el resto de la población.

El doctor Ramiro Almeida, oftalmólogo de Clínica Santa Lucía, especializado en esta patología explica los principales factores de riesgo, cómo diagnosticarla efectivamente, los tratamientos más innovadores presentes en Ecuador y recomendaciones para los pacientes. Conocer los factores de riesgo que llevan a la aparición de la retinopatía diabética resulta fundamental para su prevención afirma el especialista. A continuación, se detallan algunos:

A partir de los 13 años la frecuencia y gravedad se incrementa, el tiempo de evolución de la diabetes, más tiempo puede implicar mayores complicaciones, una diabetes mal controlada se asocia a un mayor riesgo, la presión arterial elevada favorece el desarrollo de RD,ls embarazadas diabéticas necesitan controles de fondo de ojo más frecuentes, la afectación renal y la retinopatía son complicaciones habituales de la diabetes, el tabaco tiene un efecto vasoconstrictor, es decir, el estrechamiento de los vasos sanguíneos provoca que la circulación se torne lenta o se bloquee.

La retinopatía diabética en los estados iniciales se desarrolla de forma asintomática, por tanto, una correcta exploración oftalmológica del diabético es fundamental para detectar su presencia. El especialista Ramiro Almeida explica que en Clínica Santa Lucía cuentan con modernos equipos para facilitarle al paciente un efectivo diagnóstico y tratamiento. La mejor opción terapéutica de la retinopatía diabética es su prevención. Sin embargo, existen algunas opciones quirúrgicas como el tratamiento con láser argón y el láser amarillo. Cuando un paciente es diagnosticado con diabetes es muy importante mantener controles integrales con el cardiólogo, nefrólogo, neurólogo, endocrinólogo y el oftalmólogo. En este sentido, un adecuado control glucémico, lipídico y tensional, unido a una vida sana, una dieta equilibrada y la práctica habitual de ejercicio son fundamentales para prevenir o retrasar la aparición del daño ocular.

Lcda. Narcisa Pincay Tigua
Foto: Cortesía
COMUNIKTFULL